Sidra El Gaitero. (Sin alcohol).

Existen muchas bebidas originariamente con alcohol, a las que se les ha sometido a un proceso de desalcoholización, como cervezas, vinos y por qué no, a la sidra, todo con el objeto de llegar a un público al que no le apetece padecer los síntomas de la ingesta de alcohol, pero que no desean privarse de las citadas bebidas.

En este caso la famosa sidra El Gaitero, en una botella en la que predomina el color verde, muy festivo o quizá navideño, con collarín de papel aluminio brillante, ofrece al consumidor una sidra sin alcohol.

En la botella podemos apreciar los iconos tradicionales del gaitero y un tipo de letra que a mí, particularmente me evoca tiempos pasados.

La sidra está bastante conseguida pero la percibo dulzona, con poco sabor aunque recuerda perfectamente a la sidra tradicional con alcohol.

El Mayu

Sidra asturiana, de Manuel Busto Amandi, S.A. en La Rassa, Villaviciosa.

La presentación que expongo es la del botellín de 25cl. en vidrio verde, muy sencilla, sin contraetiquetas, ni collarín, y con un tapón corona en verde y letras blancas en el que se lee » SIDRA EL MAYU». Existe en formato de 1l.

En la etiqueta, a modo de grabado podemos ver diversas personas realizando tareas típicas del obrador, el mayado, el prensado, etc.

La sidra es algo ácida, con un 4% de alcohol, pero muy correcta en el paladar, que deja ese sabor afrutado de manzana. Con un amarillento muy claro y pequeñas burbujas, pica un poco en la lengua debido al gas, más no es una sensación desagradable.

sidraelmayu

Ideal para ensaladas y platos de verduras. Supongo que también con otros muchos platos, a gusto del comensal.

Sidra EVA.

sidraeva

En este caso, la presentación de esta sidra se muestra en un pequeño botellín verde de 25cl. aunque también he visto formatos de mayor tamaño, de 1 litro.

La decoración del mismo es muy sencilla, con letras en verde y azul, y una imagen de tres manzanas verdes. El tapón corona es simple, de color metálico, en el que se observa una manzana en color verde. Este color del vidrio protege el contenido de la luz.

tapón sidra evaEsta sidra también está producida por ENVASADOS EVA, S.A. de Navarra al igual que «The Good Cider«, pero en este caso, está más en consonancia con la sidra tradicional, y su sabor a manzana, muy poco ácida y nada dulce, con un 4,1% de alcohol es muy agradable.

Sidra pasteurizada, la cual se aconseja servir muy fría. También contiene sulfitos, en este caso se lee, anhídrido sulfuroso…

Eva, bastante agradable al paladar y de un color oro amarillento, contiene pequeñas burbujas. Gracias a tener un toque seco, marida con todo tipo de platos.

The Good Cider.

Sidra muy lograda de la que he probado dos sabores, con zumo de fresa y lima uno, y con frutos del bosque otro.

Elaborada por ENVASADOS EVA S.A. en Navarra, esta sidra es muy suave y agradable pero que se bebe mejor como refresco que como acompañante de platos cocinados, creo, tal vez por su dulzor.

La botella es muy bella, de 33 cl que recuerda a los botellines de cerveza, y en su etiqueta de plástico adhesivo transparente vemos los frutos que acompañan a la sidra. Llama la atención el uso del texto en inglés, pero también en francés, quizá por ser un producto orientado a la exportación, pudiendo leer «The good cider of San Sebastian«, «since 1918» y un texto en blanco al pié,  indicando «wild berry» o «strawberry» dependiendo del tipo de fruto, junto a la representación de dichos frutos.

thegoodciderofsansebastian

El tapón corona, blanco con letras en negro, como el collarín, ofrecen mucho contraste respecto al colorido de las etiquetas. En la contraetiqueta, vemos símbolos útiles como el código QR, la indicación de que es un producto vegano, la prohibición para embarazadas, y otros.

La bebida es dulce como ya he comentado pero muy, muy agradable al paladar. Tiene un 4% de alcohol y muy poca acidez.

the good cider

 

Ladrón de manzanas.

400x400

Distribuida por Heineken España, S.A. encontramos en diversos establecimientos la marca «Ladrón de manzanas», en un formato pequeño, de 25 cl. Se trata de una sidra muy suave y agradable de beber, con pequeñas burbujas y un color dorado viejo. No es excesivamente ácida y contiene un 4,5% de alcohol.

Se aconseja beber fría con hielo y limón pero sola, simplemente fría, acompaña muy bien todo tipo de comidas.

En la etiqueta se indica: «ladrón de manzanas es la combinación perfecta de manzanas dulces y ácidas«. No obstante, no se aprecia una excesiva intensidad de ácido málico.

Me llama la atención que al verterla en el vaso produce abundante espuma que desaparece pronto. Otra cuestión que observo es que en lugar de utilizar el nombre castellano de sidra, utilizan el inglés de cider.

La decoración del botellín, reproduce la temática algo casual de los anuncios publicitarios vistos en televisión, utilizando colores frescos y tipografía bien visible. El tapón corona en negro con las letras en blanco «Ladrón de manzanas», aporta contraste ya que en el resto de la decoración aparecen en negro.

En la contraetiqueta aparece el (+18), que advierte que es una bebida para mayores de 18 años a lo que yo quiero aportar la idea de un consumo responsable de las bebidas alcohólicas.

Esta bebida fermentada de zumo de manzanas, contiene sulfitos, y posee un tratamiento similar al del vino para su conservación, lo cual nos recuerda que también se llamaba antiguamente vino de manzana.

ADENDA.

Esta misma marca ofrece al público una versión de manzana con frutos rojos, aunque no especifica qué tipo de frutos rojos son. En la etiqueta y contraetiqueta podemos ver, además del texto «manzana y frutos rojos», una zona de color rojo donde se ve la imagen de fresas y frambuesas.

sidra-10120

Recuerda mucho a la cerveza de origen belga de tipo lambic, bebida tradicional que se toma en Bruselas y otras ciudades en época estival. Con cereza, habitualmente o con otros tipos de frutos sirve casi como refresco que se bebe en las terrazas.

Esta versión es una bebida muy conseguida, fácil de tomar, roja, con pequeñas burbujas, que acompaña igualmente muchos platos o tomada como refresco. Mantiene una buena calidad de producto.

La primera entrada del blog.

Hace un tiempo intenté mantener un Blog sobre cervezas. La cervisiafilia como escusa para introducirme en la tradición gastronómica; pero resultó una colección de marcas y tipos, descubriendo finalmente que habían dos vertientes, una treméndamente comercial donde fabricantes, embotelladores, marcas, procesos, premiums y no premiums, configuraban un panorama poco agradable y tremendamente complejo, al menos, para la intención inicial del Blog. Por otra parte, descubría en esa otra vertiente, elementos tradicionales, culturales y de todo tipo, que junto a los comerciales, configuraban todo un panorama cultural de este tipo de bebida.

La sidra también es una bebida tradicional, aunque alejada de la España más mediterránea, donde me encuentro. No obstante, y con una menor presencia en medios y en nuestra vida cotidiana, no deja de ser un elemento gastronómico que podemos observar y también evaluar; del que podemos extraer conclusiones y servir como ejercicio intelectual para desarrollar nuestras propias inquietudes.

Todo esto lo inicia un espot publicitario, el de las sidra LADRÓN DE MANZANAS. Anuncio en el que aparecen cientos de gallinas inundando calles y establecimientos, y en el que aparece la idea de que un «zorro», emblema de la marca, ha venido a revolucionar el corral, aunque habría que decir «el gallinero».

La frescura y originalidad de este anuncio no ha gustado a todo el mundo, pero ha despertado en mi una gran simpatía. También un gran curiosidad por esta bebida poco habitual en estas latitudes como ya he comentado, pero… que siempre ha estado presente en momentos señalados, como en la Navidad y otros momentos, sobre todo con la famosa marca de SIDRA EL GAITERO. (Famosa en el mundo entero).

Así pues, iniciamos el Blog VADESIDRA, con la intención de hacer crítica gastronómica y quizá también, de «coleccionar» sidras. Por qué no…